Transformación Digital: Caso Amazon Prime Wardrobe

Publicado hace 1 año por

De acuerdo a una publicación de CNBC News firmada por @bobpisani, las acciones de hasta 6 cadenas minoristas de ropa cayeron luego que Amazon anunciara este martes su incursión en el mundo de la moda. Con su nuevo servicio, llamado Amazon Prime Wardrobe, Amazon ha creado un modelo de negocios digital en el que hace desaparecer todos los inconvenientes de comprar ropa en línea: tomarse el tiempo para comprar, encontrar la talla correcta y devolver la ropa que no nos queda. Este anuncio al parecer ha tomado por sorpresa al mundo del fashion retail y es por ello que hasta 6 cadenas minoristas (JCPenny, Nordsrtrom, Ascena Group, Chico´s, TJX y Ross Stores) han visto caer sus acciones entre un 2% y un 8% despues de este anuncio. En el video, Amazon explica cual es su nuevo modelo para comprar ropa en línea.

Este anuncio llega semanas despues que la misma empresa anunciara la compra de Whole Food, irrumpiendo en el negocio de la comida. El mensaje parece estar claro: no hay nichos a salvo cuando de transformación digital se trata. El cambio en los modelos de negocio, apalancados en tecnología, puede llegar desde cualquier lado, cuando menos lo esperes. Hablar contínuamente de la Transformación Digital puede parecer un tema de paranoicos. Sin embargo, la experiencia tiende a dar la razón a quienes viven obsesionados con el tema, en el mediano plazo. Incluso a nosotros nos ha tomado desprevenidos: apenas estabamos terminando de recopilar datos para escribir un post sobre el caso de la compra de Whole Foods cuando Amazon anuncia Prime Wardrobe, dejando obsoletos los comentarios que estábamos escribiendo del caso. Y es que en este mundo de #TransformacionDigital las cosas pueden cambiar en cuestión de días, y no es un cliché. Tenemos que vivir pregonando la transformación digital porque los cambios pueden darse en días, con consecuencias de corto, mediano y largo alcance. Y no parece haber barreras en este nuevo mundo de los negocios digitales. Las ventajas competitivas construidas y mantenidas por años, pueden desaparecer en semanas. Al menos es esto lo que ha visto Wall Street, que ha castigado a la comptencia de Whole Food (aún cuando ésta no tenía sino appenas 3% del mercado) y a empresas tradicionales como Nordstrom y JC Penney. Los inversionistas se preguntan hoy como responderán las directivas a este cambio, y porqué no se planteó un plan para este día.

Quizá no sea demasiado tarde para las cadenas minoristas. Quizá puedan preparar un plan de mitigación. Quizá puedan sobrevivir o pacten finalmente con Amazon. Lo cierto es que es mejor estar preparados, o mejor aún, convertirse en el disruptor del mercado. Plantearse seriamente un proceso de evaluación e implantación de una verdadera Transformación Digital es el mejor camino para evitar ser las víctimas de los cambios. Sin llegar a ser paranoicos, es mejor plantearnos honestamente cual será el camino para transformar digitalmente nuestros procesos, y todo nuestro modelo de negocio, antes que lo haga la competencia. O antes que lo haga un outsider. Porque no sabemos de donde provendrá el nuevo gran cambio que amenazará nuestra empresa. Lo que sí sabemos es que vendrá.

Otras publicaciones