La capacidad de fraude está expandiéndose en pagos móviles.

Publicado hace 5 años por

Sistemas de pago móviles como Apple Pay, SamsungPay,  y otros que ya están apareciendo en Venezuela, están ganando usuarios, pero los problemas de seguridad prevén que habrá que aferrarse a las tarjetas de crédito y dinero en efectivo por el momento.

Mientras que los pagos móviles aún representan sólo una pequeña fracción de las transacciones en línea, su uso está creciendo rápidamente. Esto presenta un blanco en movimiento en cuanto a la evaluación de su seguridad.

Para algunos expertos, la capacidad de fraude está expandiéndose por este medio.

“El robo de datos de pago se está produciendo a un ritmo alarmante en todo el mundo”, dijo George Rice, Director Senior de pagos de HP en un correo electrónico. “Los consumidores informados están exigiendo que las empresas mejoren las medidas de seguridad de datos para manejo de sus datos sensibles, tales como información de la cuenta de pago.”

Hay varios factores que hacen que los sistemas de pago móvil sean vulnerables. Por un lado, la complejidad de los teléfonos inteligentes y su software es un factor clave, dijo Eaton-Cardone, fundadora y dueña de Chargebacks911

“La industria móvil está evolucionando rápidamente. Cada día, como existe un nuevo software, nuevos sistemas operativos, también mejora la tecnología en hardware y como resultado, esto significa parches adicionales y nuevas vulnerabilidades”, dijo.

Por otra parte, la industria también necesita estandarizar la seguridad de pago por móvil. En pocas palabras, la única manera en que las empresas pueden recuperar esta confianza es mediante la eliminación de todos los datos sensibles de sus entornos de datos.

Los ladrones de datos buscan los objetivos más grandes y más fáciles de victimizar. Los consumidores y las empresas de Estados Unidos representan un ambiente rico en blancos para estos delincuentes. Como porcentaje de todas las transacciones, pagos móviles en el “Occidente” son minúsculos en comparación con la tarjeta de presente y de comercio electrónico”.

Para solucionar este tipo de inconvenientes, hay algunos pasos que los usuarios pueden tomar para hacer que los sistemas de pago móvil sean más seguros. La más importante es asegurarse de que su software está actualizado, ya que las empresas están siempre tapando agujeros de seguridad.

En segundo lugar, como con cualquier tecnología, es importante tener contraseñas seguras, para esto, un cambio con frecuenta siempre puede funcionar

“Creo que el problema más grande que tenemos con el pago móvil es, ante todo, los consumidores no cambian regularmente sus contraseñas”, dijo Eaton-Cardone. “Hay malware, no hay virus, no hay programas . Y que, por supuesto, es una amenaza a la seguridad, pero otra cuestión es si el software no está actualizando su teléfono”

Así que, para evitar posibles fraudes y este tipo de ataques, es importante cambiar las contraseñas y asegurarse de que los dispositivos móviles tengan activos la última versión de los sistemas operativos.

Otras publicaciones